Alquezar, la fortaleza del Prepirineo

Última modificación:
Alquezar, la fortaleza del Prepirineo

Una fortaleza a los pies del Pirineo, esto es Alquezar.

Alquezar ha sido declarado Conjunto Histórico Artístico. En ella, podemos encontrar numerosos restos de su pasado medieval y otras manifestaciones artísticas.

Es un pueblo con un gran encanto turístico situado dentro de la Sierra de Guara, en la comarca del Somontano, conocida por su gran actividad de aventura de descenso de barrancos y cañones.
Podemos recorrer sus calles estrechas y empedradas llenas de un aura especial visitando el portalón de estilo gótico que aún se conserva (una de las tres puertas de acceso a la ciudad de Alquezar que había antiguamente) .
También cabe destacar su castillo-colegiata de origen islámico. Fue monasterio benedictino y sus orígenes se remontan al siglo XI. Son de esta época la Torre del Vigía, algunos tramos de muralla, el torreón más elevado y algún fragmento de la iglesia románica integrado en el claustro del siglo XIV. Destacan los capiteles de la escuela de San Juan de la Peña (siglo XII).

En el siglo XVI, el arquitecto Juan de Segura construyó la colosal colegiata de Santa María, compuesta de una nave y ábside poligonal, con bóvedas de crucería estrellada. Es importante el retablo mayor y un Cristo románico del siglo XIII, considerado pieza única. Desde el claustro se accede al Museo de Arte Sacro, con piezas que van del siglo XII al XV.

Alquezar, la fortaleza del Prepirineo

Desde allí se pueden realizar excursiones a pie hasta el fondo del río Vero. En esta zona se pueden encontrar numerosas cuevas con pinturas rupestres, la mayoría de la Edad de Bronce.